Seleccionar página

Gracias al Conservatorio Profesional de Música de Las Palmas, a su banda formada por 60 jóvenes promesas y muy especialmente a Alfons Bonafont, por ofrecerme la oportunidad de realizar un taller sobre improvisación libre y electroacústica.

Es un placer comprobar que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y con muchas ganas de aprender.

La música improvisada libre con electroacústica es una disciplina muy poco extendida en todo el mundo, y que el Conservatorio Profesional de Las Palmas se interese por brindar este conocimiento a sus estudiantes solo dice del alto compromiso de este centro con la contemporaniedad y con la formación al más alto nivel. Profesores como Alfons vienen a demostrar que Canarias puede ser un foco de talento y compromiso con la cultura en este inicio de siglo que tiene tendencia hacia lo banal, comercial y cutre.

Las fotos recogen el momento en el que el propio Alfons realiza una improvisación libre junto a sus chicos como resultado de las técnicas analizadas durante el taller.

Fue realmente emocionante comprobar, de nuevo, que somos tierra fértil y que solo necesitamos unas semillas y un poco de agua para que demos frutos. Y es que cultura viene de cultivar, como siempre repito. Y ayer me sorprendieron de nuevo lo rápidamente que dan frutos los jóvenes.

Hay quien me pregunta si me lo paso mejor haciendo música o enseñando a hacer música. Hacer música es realmente apasionante, pero no hay nada más reconfortante que formar a jóvenes y sentir que aportas un granito de arena para que nuestra sociedad sea más culta y, por consiguiente, más preparada, más tolerante y mejores personas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Info cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies